sábado, 10 de noviembre de 2012

Madalen Goiria defiende su tesis.



Conozco a Madalen Goiria desde hace 5 años, cuando empezó a hacer su tesis sobre el homeschooling. Es una persona entrañable y ha trabajado muy duro durante esto años en su tesis. Madalen se ha interesado mucho por las familias y creo incluso que se ha envuelto en nuestras vidas de una manera muy positiva. Siempre ha estado ahí su punto de vista jurídico, ella es profesora de derecho civil en la UPV. Creo que esto es positivo para el homeschooling y que es bueno para la futura regulación de la educación en casa en España.

Desde aquí os envió un resúmen hecho por mi querida amiga Laura Mascaró que asistió a la defensa de la tesis de Madalen ante el tribunal y nos ha hecho el gran favor de darnos su impresión sobre la misma.
Un fuerte abrazo a Madalen por todo su trabajo y su dedicación.

GOOD JOB MADALEN

un saludo
Ketty

http://homeschooling.lauramascaro.com/2012/11/breve-cronica-de-la-defensa-de-la-tesis.html

Breve crónica de la defensa de la tesis doctoral "La opción de educar en casa" de Madalen Goiría

La Doctora Madalen Goiría, profesora titular de Derecho Civil de la Universidad del País Vasco es ampliamente conocida dentro del colectivo de familias que educan en casa en España. En abril del año 2007 inició la publicación de un blog en el que, a lo largo de cinco años, ha ido recopilando una extensa documentación que ha servido de base al trabajo de investigación que la ha llevado a doctorarse Cum Laude por unanimidad del tribunal calificador.

En un primer momento, el título del blog fue "La objeción a la escolarización" hasta que un cambio en el enfoque de la investigación la llevó a cambiarlo por "La opción de educar en casa", expresión que denota con más rigor la realidad del fenómeno homeschooler en España.

El pasado jueves 8 de noviembre de 2012, Madalen Goiría defendió su tesis de un modo brillante. Hizo gala de una admirable capacidad de síntesis al condensar en tan sólo treinta minutos un trabajo que queda plasmado en medio millar de páginas. Con puntualidad británica terminó su exposición y se dispuso a escuchar, pacientemente, las intervenciones de los miembros del tribunal evaluador.


Cabe destacar el hecho de que ninguno de los componentes de dicho tribunal compartía la tesis y, sin embargo, demostraron su profesionalidad al reconocer la calidad del trabajo realizado por la doctoranda, valorando muy positivamente la transdisciplinariedad que lo caracteriza, dado que excede de las cuestiones puramente jurídicas para tratar el objeto de la tesis desde enfoques diversos, no sólo porque toca diversas ramas del Derecho (civil, penal, administrativo, constitucional y procesal) sino porque abarca a otras disciplinas como la sociología, la antropología, la historia y, hasta cierto punto, la pedagogía. Este hecho ya fue notado por la autora cuando, a pocas semanas de la fecha fijada para la defensa de la tesis, analizó sus objetivos iniciales y el grado de consecución final de cada uno, en un artículo titulado Y al principio hubo... principios.

Así, pues, finalizada la exposición inicial por parte de la doctoranda, tomo la palabra la Doctora Alkorta, también de la Universidad del País Vasco, quien felicitó categóricamente a Goiría, avanzándose ya en su evaluación, y disertó -tal vez demasiado largamente- sobre el objeto de la tesis, destacando su originalidad, su transdisciplinariedad  y su complicada configuración jurídica.

A continuación, la Doctora Solé, de la Universidad Autónoma de Barcelona, expuso unas interesantísimas reflexiones, no sin antes advertir de su ignorancia respecto del tema presentado. Desmontó el argumento contrario al homeschooling basado en un posible e hipotético adoctrinamiento de los hijos por parte de los padres, argumento muy débil en su opinión si tenemos en cuenta que la influencia de los padres sobre los hijos nunca dejará de existir, con escolarización o sin ella. Fue categórica también al negar que se pueda presuponer el abandono del menor por el mero hecho de la falta de escolarización presencial, hecho en el que coincidieron todos los miembros del tribunal. Le preocupa, no obstante, y a la vista del trabajo de campo desarrollado por la doctoranda con varias familias que educan en casa, el hecho de que esta opción educativa suponga un perjuicio para la mujer trabajadora, lo cual supondría una grave involución en la historia de la consecución de los derechos de la mujer.

En tercer lugar, la Doctora Valpuesta, de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, realizó la que fue la intervención más extensa y también más crítica. Se mostró contraria a la opción de educar en casa dado que considera a la escolarización universal un gran logro social que no debe ser desmantelado. Reconoció, sin embargo, que la legislación debe responder a la realidad y no ignorarla y cree que el homeschooling es un fenómeno que saldrá adelante en España. Considera preocupante que los pediatras y ginecólogos se estén "cargando" décadas de lucha feminista. La lactancia materna a demanda, el porteo, la no vacunación y, por extensión, la pretensión educadora de las madres homeschoolers supone una inaceptable "sublimación de la maternidad" que no dudó en calificar de "locura". Curiosamente, echa en falta que no se consulte al menor sobre la posibilidad de ser educado en casa ya que, según ella, el menor es un ciudadano y como tal debe ser tratado, ya que él -y no los padres- es el sujeto del derecho a la educación reconocido por el artículo 27 de la Constitución Española. Personalmente, me resulta curiosa esta afirmación por dos motivos: de un lado, porque somos muchas las madres que hemos sido acusadas de dejadez en nuestra responsabilidad parental cuando hemos afirmado que nuestros hijos no se escolarizan porque no quieren, y se nos ha objetado que algunas decisiones debemos tomarlas los adultos y no dejarlas en manos de los niños. De otro lado, porque éste argumento nunca se utiliza en el caso de los niños escolarizados. Se da por hecho que al niño educado en casa hemos de darle la posibilidad de escolarizarse cuando quiera, pero no al contrario. Al niño escolarizado no hay que preguntarle si quiere ser desescolarizado (no vaya a ser que diga que sí).
La Doctora Valpuesta continuó expresando su preocupación por el hecho de que la Constitución sea considerada como una ley más, cuando no lo es. Así, los valores religiosos y morales de los padres están supeditados  a los valores constitucionales. Es inaceptable la pretensión de las familias homeschoolers de convertir su derecho a elegir la educación de sus hijos en un derecho absoluto. Ningún derecho fundamental es absoluto, dijo, porque todos chocan con otros, por lo que el papel del Estado como garante es fundamental; sólo mediante la intervención pública podemos alcanzar la igualdad real, que se encuentra amenazada por lo que ella denomina "sublimación de la maternidad"
Sus críticas principales a la tesis de Goiría fueron la falta de perspectiva de género y el error -a su juicio- en la búsqueda de antecedentes históricos del homeschooling en la legislación española, puesto que la situación social y política de dos momentos históricos diferentes invalida el análisis comparativo de las legislaciones correspondientes.

Más breve fue la intervención del Doctor Hualde, de la Universidad del País Vasco, quien felicitó efusivamente a la doctoranda a pesar de reconocerse radicalmente contrario a la opción defendida en la tesis. Su principal crítica giró en torno a la, según él, falta de concreción en la definición del fenómeno homeschooler y a la ausencia de una configuración jurídica del derecho a la educación que permita determinar sin lugar a dudas quién es el sujeto del mismo. Asimismo, considera que la tesis habría sido fácilmente mejorable si su autora hubiera tomado una posición absolutamente neutral y objetiva, alejándose personalmente de la realidad analizada.

Finalmente, tomó la palabra el Doctor Rams, de la Universidad Complutense de Madrid y, a la sazón, presidente del tribunal evaluador. También abiertamente contrario a la tesis, reconoce el trabajo bien hecho y destaca el hecho de que esta tesis permite abrir un debate hasta ahora inexistente en el ámbito jurídico español. A diferencia de sus compañeros, centra el tema en la diferencia entre instrucción y educación. Según él, cuando se pasó de un "Ministerio de instrucción" a un "Ministerio de educación" fue cuando se permitió la entrada en escena de la ideología, que ha supuesto un grave perjuicio para el sistema educativo de este país. Considera  a los niños como un "bien escaso" como para que se los devuelva al "yo tengo una ideología" y defiende, por ello, la intervención pública en materia educativa. Destaca la existencia de diferentes resoluciones de diferentes órdenes administrativos y judiciales y considera que la imposición de los criterios arbitrarios de los servicios sociales se deben a la combinación de tres elementos, a saber: una interpretación amplia del término jurídico de "alimentos", una interpretación restrictiva del concepto de "patria potestad" y un mal uso del término "desamparo".



He obviado expresamente en esta breve crónica el debate específicamente jurídico contenido en la tesis doctoral y continuado por el tribunal calificador, pues se trata de cuestiones técnicas que carecen de interés si son sacadas de su contexto. Tuve el placer de acompañar a la ya Doctora Madalen Goiría desde la víspera de la defensa de su tesis, en la que estuvimos presentes aproximadamente una treintena de personas.  Sus sinceras palabras de agradecimiento hacia el que ha sido su director de tesis, el Doctor Jacinto Gil, combinan a la perfección con la humildad de éste, quien renunció a tomar la palabra en el acto de la defensa.  Otros dos pilares claves para el desarrollo de este excelente trabajo de investigación han sido las familias que han accedido a ser observadas y analizadas y, por supuesto, la familia de la autora, quien le ha ofrecido su constante apoyo moral y su colaboración en la medida de lo posible. Así lo pude observar en la pizarra que la familia tiene en la cocina de su hogar y en la que una de sus hijas escribió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada